Entrevistamos a Juan Luis Martínez-Carande Consultor y Experto Externo en Prevención del Blanqueo de Capitales

JUAN LUIS MARTÍNEZ-CARANDE CORRAL.

Es licenciado en Derecho por la Universidad Pontificia de Comillas (ICADE E-1), es Titulado Superior en Administración Financiera de la Junta de Extremadura (actualmente en excedencia). Tiene un Máster en Administración y Dirección de Empresas  por la Escuela de Organización Industrial de Madrid  y es Diplomado en I+D+i y Dirección Estratégica por la EBS y en Gobierno Corporativo de la Seguridad de la Información por el ISMS Forum Spain. Desde septiembre de 2008, es socio de Sigma Corporate S.L. Es experto externo acreditado ante el Servicio Ejecutivo de la Comisión de Prevención de Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias, Vicepresidente de la Asociación de Sujetos Obligados en Prevención de Blanqueo de Capitales (ASEBLAC) y experto técnico  de la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC) para la acreditación de Entidades para la certificación de Sistemas de Gestión de Compliance Penal. Anteriormente ha desempeñado diversos puestos de responsabilidad en la  Administración Pública.

 

LA ENTREVISTA:

 

  • ¿Crees que es necesario que la Orden EHA/2444/2007, de 31 de julio sobre el contenido del informe de experto externo debe de modificarse de una vez? ¿por qué crees que no se ha realizado todavía? Y si desde el 2014, existe seguridad jurídica con esta orden.

No es necesario, es imprescindible. No parece de recibo que estemos funcionando con una orden anterior a la Ley y al Reglamento vigentes y a las dos últimas directivas comunitarias en la materia. Los motivos por los que no se ha modificado no los sé, más allá del famoso “las cosas de palacio van despacio”. Pero ya llegan tarde, muy tarde, con los problemas de aplicación que supone esta dejadez para los expertos externos, que son los mejores colaboradores de la Administración en la aplicación de la normativa antiblanqueo.

  • ¿Crees que nuestros organismos reguladores y de inspección como: la Comisión, LA secretaria y el Sepblac, ¿no se han adecuado a las exigencias continuas de Europa ante una regulación internacional tan cambiante y exigente como es la del blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo?

Yo no creo que nuestros organismos reguladores y de inspección sean peores que los del resto de países de la UE. El nivel de los funcionarios españoles es excelente. Cierto que faltan medios, pero eso no deja de ser una consecuencia de las prioridades de los políticos, que no suelen ser aquellas, tan técnicas y poco rentables electoralmente, como la prevención del blanqueo de capitales.

  • ¿Por qué la Financiación del terrorismo, con la diferenciación tan clara en cuanto a su proceso, ocupa tan pocas líneas en la ley que lleva su nombre?

Probablemente porque en España no se percibe, desde que la banda terrorista ETA fue neutralizada, la amenaza terrorista como una amenaza próxima. Y la amenaza terrorista actual se asocia con el yihadismo y países lejanos, por lo que no se aprecia la importancia de evitar la financiación del mismo. Y no debemos equivocarnos, pues en este mundo global, no hay que menospreciar ninguna amenaza global. Que en España no suframos actualmente las consecuencias del terrorismo islámico se debe fundamentalmente a la excelente actuación de nuestras FF.CC.SS.EE., no a la inexistencia de riesgos.

  • ¿Crees que al sujeto obligado le llega suficiente información gubernamental al respecto de la importancia que supone frenar el delito de blanqueo de capitales y de la financiación del terrorismo en al ámbito administrativo y de las obligaciones que tiene como sujeto obligado?

No, en ésta como en muchas otras materias. Y aunque no se trata de bombardear al sujeto obligado con información en unos tiempos en que la información es sobreabundante, quizá sería positiva una mayor transparencia de los órganos administrativos competentes en la materia, y una mayor labor didáctica de los mismos.

  • ¿Crees que, centrándose en el sujeto obligado financiero, es suficiente para que nuestro sistema preventivo sea eficaz y eficiente?

Por supuesto que no. Junto a los sujetos financieros existen otros sujetos que participan de forma transversal en operaciones susceptibles de ser utilizadas para el blanqueo (notarios, abogados, asesores, etc.) que todavía no están en el nivel de cumplimiento que sería deseable. En estas áreas hay mucho trabajo por hacer y sería necesario destinar recursos para hacerlo y evitar “espacios en blanco” en materia de cumplimiento.

  • ¿Piensas que nuestro sistema de prevención al no tener ningún dato de lo que evita (nadie se ha preocupado en conseguirlos) se pudiera pensar que es inútil o como mínimo ineficaz? O, dicho de otra forma, ¿sería necesario monitorizar las comunicaciones por indicio y sistemáticas VS detenciones y encarcelaciones de las mismas?

Es cierto que lo que no se puede medir no se puede controlar, pero, tanto como que las actuaciones de prevención de blanqueo sean ineficaces, no lo creo. Además, hay que tener en cuenta la importancia de la confidencialidad en esta materia, que impone fuertes restricciones a la difusión de información. Aunque quizá sería bueno que la  Comisión publicara una memoria anual, en que se pudiera seguir la evolución cuantitativa de las actuaciones en esta materia.

  • ¿Qué te parecería si en la comisión o en su secretaria, existiera un consejo de participación ciudadana y que este fuera el órgano asesor y de consulta y cauce para la participación de la sociedad civil, de personas expertas y de los S.O. dentro del ámbito de la prevención y lucha contra el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo, la transparencia en la actividad pública y la calidad democrática, en aras al mejor cumplimiento de las funciones y fines del organismo que dependiera?

Me parece una idea fantástica. Además, me consta que ASEBLAC está realizando propuestas en este sentido. La comunicación entre la Administración y la sociedad civil siempre es positiva y, en materias complejas y que implican a multitud de sujetos, mucho más. Estaremos expectantes para ver si estas iniciativas cristalizan en algo positivo.

  • ¿Crees que la secretaria o la comisión han actuado diligentemente sobre el registro de prestadores de servicios a sociedades en el Registro Mercantil o no iba con ellos?

El tema del registro de prestadores de servicios ha sido un caos desde que se traspuso la Cuarta Directiva, a través del Real Decreto Ley 11/2018,  fundamentalmente por la utilización de un Registro, el Mercantil, cuya concepción y finalidades no son las adecuadas para llevar a cabo esta función.

El Registro Mercantil es un registro que tiene por objeto dar seguridad al tráfico mercantil, lo que no se corresponde con las finalidades del registro de prestadores de servicios, que son de control administrativo. Y así han surgido problemas, como el de la calificación de los sujetos que están obligados a inscribirse, que según la Administración, correspondía a los administradores, mientras que la potestad sancionadora está en manos de la administración. Al final, parece que se ha hecho un pan con unas tortas, y ya veremos cómo se acaban resolviendo problemas que podrían haberse evitado mediante la creación de un registro administrativo específico. Pero los retrasos, en la trasposición de las normas comunitarias, dan lugar a las prisas, y las prisas a las chapuzas. Una más a anotar en el debe del legislador.