Sistemas de Gestión Anti-Soborno ISO 37001

 Sistema de Gestión Anti-Soborno ISO 37001

 

El soborno es un fenómeno a gran escala. Genera serias preocupaciones sociales, morales, económicas y políticas, debilita la buena gobernanza, obstaculiza el desarrollo y distorsiona la competencia, debilita la justicia, debilita los derechos humanos y es un obstáculo para la reducción de la pobreza. También incrementa el coste de hacer negocios, introduce incertidumbre en las transacciones comerciales, incrementa el coste de los bienes y servicios, disminuye la calidad de bienes y servicios, lo que puede conducir a pérdida de vida y propiedad, destruye la confianza en las instituciones e interfiere con la justicia y la operación eficiente de los mercados.

Los gobiernos han hecho progresos en tratar el soborno a través de acuerdos internacionales y leyes nacionales. Aunque, la ley solamente no es suficiente para resolver este problema. Las organizaciones tiene la responsabilidad de contribuir a la lucha contra el soborno de forma proactiva. Esto puede conseguirse mediante un Sistema de Gestión Anti-Soborno, y a través del compromiso los líderes de establecer una cultura de integridad, transparencia, franqueza y cumplimiento. La naturaleza de la cultura de una organización es crítica para el éxito o fracaso de un Sistema de Gestión Anti-Soborno. Una organización bien gestionada se espera que tenga una política de cumplimiento apoyada por un sistema de gestión apropiada para ayudarla a cumplir con sus obligaciones legales y compromisos de integridad. Una Política Anti-Soborno es un componente de una política de cumplimiento global.

La Política Anti-Soborno y el sistema de gestión de apoyo a una organización a evitar o mitigar los costes, riesgos y daños de verse involucrada en soborno, a promover la confianza y esperanza en sus negocios y para mejorar su reputación. Para gestionar con eficacia las amenazas y riesgos de soborno de una organización, se debe establecer Sistemas de Gestión Anti-Soborno. La Norma Internacional ISO 37001:2016 establece los requisitos y proporciona directrices para implementar, mantener, revisar y mejorar un Sistema de Gestión Anti-Soborno. El sistema puede ser independiente o puede integrarse con otros sistemas de gestión de la organización.

Normalmente se asocia “Programa Anti-Soborno” con un proceso que permite evitar multas por incumplimientos normativos, pero a este respecto, es importante destacar que una función de ANTI-SOBORNO bien organizada y que alcance a toda la organización genera también estos otros beneficios:

Es integrable con otros sistemas de gestión de ISO que las organizaciones puedan tener implantados.

Podrán utilizarla organizaciones de todo tipo, ya sean del sector público, privado, con o sin ánimo de lucro, independientemente de su tamaño, de la naturaleza de su actividad y de su nivel de exposición al riesgo.

Podrá aplicarse, además, en cualquier país.

Su implementación no tiene por qué carrear burocracia innecesaria a las organizaciones, al reconocer la propia norma que las medidas que se decida implantar deben ser razonables y proporcionales.

La Norma ISO 37001 será un soporte para todas las organizaciones, ya que verse envuelto en un delito de soborno constituye un grave riesgo.

Su correcta implantación minimizará el riesgo de incumplimiento ayudando a cumplir con las buenas prácticas internacionales y con los requisitos existentes en los países en los que una organización opera.

Protección de la imagen de la organización (cumplimiento legal, organización ética, responsabilidad social corporativa,…). Favorecerá el mantenimiento de una buena reputación.

Mejoras en el “ambiente” de control (ética corporativa, normas, funciones, etc.)

Mejoras en la relación con los clientes, empleados, proveedores, entes reguladores, poder público, etc.

Mejor alineamiento de las personas y los procesos con los objetivos estratégicos

Posibilidad de hacer negocios más seguros y más y mejores negocios porque los procesos de soporte a esos negocios son también más sólidos y confiables

VENTAJAS PARA LOS CLIENTES

Permite identificar a aquellas organizaciones que buscan desarrollar sus actividades en un escenario en contra del soborno

Trabajar con proveedor no expuestos a riesgos que puedan comprometer su imagen de marca.

Menores riesgos al operar en mercados extranjeros ya que son reglas aceptadas internacionalmente

Seguridad, ya que se evidencia el cumplimiento mediante evaluación externa

VENTAJAS PARA EL MERCADO

  • Organizaciones más comprometidas y transparentes.
  • Minoriza la incertidumbre en las transacciones comerciales.
  • Establecimiento de unas reglas internacionalmente aceptadas, que impidan el incremento de costos de hacer negocios.
  • Genera confianza en las instituciones.
  • La evaluación externa permite evidenciar el cumplimiento.