La Financiación del Terrorismo Producto de las Criptomonedas. Algunas Cuestiones de Interés

La criptomoneda como herramienta de financiación del terrorismo presenta enormes dificultades para la comunidad de inteligencia y su prevención. A diferencia de los perfiles de redes sociales y las cuentas bancarias, los agentes y expertos a menudo no pueden bloquear una dirección de criptomoneda debido a la naturaleza descentralizada de las cadenas de bloques. Si bien el intercambio de conocimientos es crucial para enfrentar una amenaza tan peligrosa, también es difícil informar públicamente sobre la financiación del terrorismo usando criptomonedas, ya que la mayoría de los casos involucran información confidencial o están clasificados por razones de seguridad nacional.

Pero a pesar de las dificultades para analizar este tema, podemos decir de las investigaciones en las que hemos tenido acceso, que existe una preocupación creciente en los entornos para su lucha y prevención. Lo que es especialmente preocupante son los avances en la sofisticación técnica que han permitido campañas exitosas de financiación del terrorismo utilizando criptomonedas.

La recaudación de fondos de criptomonedas 2016-2018 de Ibn Taymiyyah Media Center

Ibn Taymiyya Media Center (ITMC) es un ala del Mujahideen Shura Council (MSC) en los alrededores de Jerusalén, un grupo yihadista con sede en Gaza y designado como Organización Terrorista Extranjera por el Departamento de Estado de Estados Unidos. Además de producir propaganda en apoyo de ISIS y otros grupos terroristas, también publica material instructivo que muestra cómo fabricar armas y aboga por ataques terroristas.

En 2016, ITMC se convirtió en la primera organización terrorista en lanzar una campaña pública de donación de micro financiación utilizando criptomonedas. La ITMC nombró a su campaña “Jahezona”(“Equip Us” en árabe)  y les dijo explícitamente a los posibles donantes que los fondos que enviaban se utilizarían para comprar armas. También anunciaron la campaña como una forma para que los musulmanes de todo el mundo se unieran a su causa, citando versículos del Corán para posicionar la donación a la recaudación de fondos como una obligación religiosa.

Durante los dos años que duró la campaña de recaudación de fondos, ITMC recibió decenas de miles de criptomonedas en más de 50 donaciones individuales, con un aumento notable en junio de 2017. El tamaño medio de las donaciones fue de 164 dólares. La donación más grande fue de poco menos de 2500 $ y solo otras dos donaciones superaron los 1,000. El 14% de las donaciones estaban entre 500 y 1,000, y casi todo el resto estaba entre 100 y 500, y la mayoría de las donaciones estaban entre 100 y 250. Observamos solo cuatro donaciones de menos de 100$ en criptomonedas.

La mayor campaña de financiación del terrorismo de la historia de las criptomonedas

A principios de 2019, las Brigadas Izz ad-Din al-Qassam (AQB), el ala militar de Hamas, comenzaron a solicitar donaciones en Bitcoin en una de las campañas de financiamiento del terrorismo basadas en criptomonedas más grandes y sofisticadas jamás vistas. AQB utilizó múltiples tipos de infraestructuras de billetera para recibir donaciones antes de decidirse por un sistema que generaba una nueva dirección para que cada donante enviara fondos.

Cómo AQB solicitó donaciones de criptomonedas

La forma más fácil de entender la evolución de la campaña de AQB 2019 es dividirla en tres tipos según el tipo de billetera que la organización utilizó para recibir donaciones.

La primera comenzó en enero de 2019, cuando el sitio web de AQB comenzó a mostrar un mensaje que invitaba a los usuarios a “donar a la yihad” con un código QR debajo que conducía a una única dirección de Bitcoin.

La segunda comenzó cuando AQB reemplazó la dirección de intercambio por una nueva vinculada a una billetera privada sin custodia, citando la necesidad de un mayor anonimato

La tercera fue mucho más avanzada, con una billetera Bitcoin integrada en su sitio web que generaba una dirección Bitcoin única para cada donante a la que podían enviar contribuciones. AQB también publicó un video en su sitio web que les dice a los usuarios exactamente cómo donar de la manera más anónima posible.

El video instructivo de AQB proporcionó dos métodos para que los donantes envíen Bitcoin. En el primer método, se les indicó a los donantes que acudieran a una hawala. Para el segundo método, se instruyó a los donantes sobre cómo crear su propia billetera privada desde la cual podrían enviar su donación; el video de AQB incluso muestra una lista de billeteras recomendadas y también intercambios donde pueden obtener Bitcoin. Las instrucciones de AQB fueron bastante completas, incluso les decían a los donantes que usaran wifi público al crear su billetera privada para evitar comprometer su dirección IP. Esta manera es la forma más avanzada de la tecnología de criptomonedas que se ha observado en una campaña de financiación del terrorismo.

Los grupos terroristas han demostrado ser expertos en aprovechar las tecnologías emergentes para avanzar en su agenda, con grupos como el dominio de las redes sociales por parte de ISIS como un excelente ejemplo. Lo último que queremos es que la criptomoneda se convierta en una herramienta más a su disposición. Las fuerzas del orden, los agentes de inteligencia y la comunidad de criptomonedas en su conjunto deben permanecer atentos para garantizar que esto no suceda.

 

Fuente: Chinalisys.